11 abr. 2013

Cafetales del oriente siguen afectados por la roya

La roya sigue afectando los cafetales del oriente de Caldas, debido a los continuos cambios climáticos, el bajo precio del grano y hasta los problemas por regulares prácticas agrícolas.
Aunque de acuerdo con algunos productores, los niveles de infección ya se han reducido con respecto al año pasado, el efecto de este hongo mantiene paloteados los árboles y solo ahora algunas parcelas empiezan a recuperarse.
Parte de ese malestar lo evidencia Eliécer Arbeláez, pequeño cultivador de la vereda La Gruta en Manzanares (Caldas), para quien la única ventaja es que ya se comienzan a ver hojas nuevas en los palos de café, después de estar azotados por este problema desde hace varios meses.
Algo similar plantea Jaime Alonso Silva, propietario de otra tierra en la misma vereda, quien asegura que aunque estos golpes de roya son temporales, "desde marzo pasado está alborotada y se ha vuelto constante en los últimos años". Agrega que aunque tiene las tres variedades, incluyendo caturra, variedad Colombia y Castilla, ha tenido que lidiar además con broca y la arañita roja.
"A veces lo que toca al final es tumbar el café, por lo que se pierde mucha plata, más ahora con la situación tan regular de precios", explica.
Para Hernán Echeverry Quintero, miembro del Comité de Cafeteros por el oriente de Caldas, aunque los coletazos de este problema generan un fuerte impacto, la situación es menos crítica que hace unos años, cuando el reporte superó el 15 % y el 25 % en promedio.
Aunque reconoce que hay casos aislados de fincas con índices de hasta el 20 % e incluso más, el promedio de la última medición reportó un indicador del 8,5 %, similar al de todo Caldas.
También reconoce que para esta cosecha de mitaca o mitad de año habrá muy baja producción, debido a que solo ahora se empieza a ver algún graneo, por lo que las esperanzas de mejor café llegarían apenas para finales de año.
Menor resistencia al cambio
Para el sector cafetero la preocupación se mantiene, debido a que el desánimo ante problemas como los bajos precios, hace que realicen menos controles y prácticas agrícolas en sus cultivos.
De ahí partió nuevamente las recomendaciones en las diferentes regiones para hacer controles preventivos, de acuerdo con el calendario, además aprovechar las ayudas del Gobierno y adoptar los programas de renovación por variedades resistentes, como el caturra y el Colombia.
Según Luis Gildardo Trujilllo, miembro suplente del Comité de Cafeteros en el oriente, el problema es que a veces se genera mucha resistencia al cambio para mejorar las plantaciones, motivo por el cual el oriente está entre las zonas con mayor índice de café caturra, más vulnerable a la roya.
El Comité destaca que, pese a todo, en los últimos años hay mejoramiento de cafetales tecnificados y cambio por variedades resistentes, aunque los indicadores continúan siendo altos.
El último reporte del Sistema de Información Cafetera (Sica) evidencia que en zonas como Manzanares, de un área total cercana a las 4 mil hectáreas un 78 % por lo menos está sembrado en caturra, contra un 20 % en variedades Colombia y castilla.
El efecto es similar en Marquetalia, con un promedio del 82 % en variedades tradicionales. En Pensilvania y Samaná los porcentajes son menos, con indicadores del 77 % y 70 % respectivamente.
Para los representantes por el oriente, aunque ha sido una tarea complicada, el cambio se ha venido dando progresivamente, pues muchos cafeteros son más conscientes de renovar.
Broca, por encima del 20 %
En la zona central y el bajo occidente de Caldas el problema es diferente. De acuerdo con algunos cultivadores, comercializadores y el mismo Comité de Cafeteros, el indicador de broca es alto.
De acuerdo con el miembro principal por Caldas al Comité nacional, Eugenio Vélez Uribe, hay compras del grano con infestaciones que están entre el 15 % y 20 %, por las altas temperaturas en los primeros meses del año y las dificultades para abonar. Esto hace, según unos cafeteros, que en ocasiones las rebajas en los pagos, por brocas y pasillas, superan los $ 6 mil y $ 10 mil.
Según Marcelo Salazar, presidente del Comité de Cafeteros, todos estos problemas hacen prever que la expectativa de mejor producción se vuelva a centrar para finales de fin de año.
La roya
La roya del cafeto es causada por un hongo que genera amarillamiento en las hojas y ocasiona la caída prematura de las hojas y la defoliación del árbol. Esto genera la caída del grano, pues no hay hojas suficientes para recibir los rayos del sol y hacer el proceso de fotosíntesis.
La noticia
La coordinación de la Comisión de seguimiento a los asuntos cafeteros de la Cámara de Representantes citó para el próximo martes a las 2:00 p.m a los ministros de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar; Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría y al presidente de Banagrario, Francisco Estupiñán. La meta es conocer los avances de negociaciones con los productores.
En busca de Yarumo
El nuevo gerente Técnico de la Federación de Cafeteros y exprofesor Yarumo, Carlos Armando Uribe Fandiño, hará parte de la comisión para elegir al nuevo Profesor. Se espera que en menos de un mes haya elección y hacia mayo se tenga el sucesor de Uribe Fandiño.
TOMADO DE LA PATRIA | MANIZALES

No hay comentarios:

TRIBU ARTESANIAS DE MANZANARES