17 jul. 2013

Caldas Elige - Lectura recomendada para las elecciones atípicas del 25 de agosto de 2013 en Caldas

Ramiro de Maetzu en su obra cumbre escribió: "España es una encina medio sofocada por la yedra. La yedra es tan frondosa, y se ve la encina tan arrugada y encogida, que a ratos parece que el ser de España está en la trepadora, y no en el árbol". Esta metáfora perfectamente se podría aplicar a nuestro Departamento. Todos los índices están deprimidos: una administración pública acogida a la ley de quiebras; ningún ramo de la economía sobresale y sustenta la región; nulo prestigio a nivel nacional y los jóvenes bien preparados emigran. Estos pocos ejemplos para hacer una enumeración genérica de la catastrófica situación en que se encuentra Caldas.
Me preocupa la economía del Departamento, está quebrado y nadie pregunta por qué o por quién. Para evadir cualquier tipo de responsabilidad, la casta política evita el tema, simplemente se presenta como un hecho más y los medios no profundizan. ¿Cuánto debe cada uno de nosotros y cuánto pagamos en intereses cada día sobre ese desfalco? No habrá castigos para los responsables, ni siquiera vamos a poder aprender de los errores para hacerlo mejor en un futuro. Me temo que seguirán los municipios como garantes de préstamos y proyectos de dudosa estabilidad. La operatividad del sistema llegará entonces a un grado de deterioro que el Departamento no ejercerá autonomía alguna. Seremos un apéndice engorroso de Bogotá, capital que nos detesta y habrá departamentos interesados que no salgamos de esta situación para, como buenos carroñeros, caer sobre nuestros restos. Por supuesto que esto asusta especialmente si se tiene en cuenta el pasado del Departamento Modelo.
¿Es un personaje, un grupo, una actitud o un concepto lo que nos enrutará hacia un promisorio norte? Si hablamos de una persona, estamos hablando de unas capacidades y de una hoja de vida para administrar austeramente y con gran dinamismo este punto más bajo en la centenaria historia del Departamento, de alguien con mucho prestigio para que pueda concatenar a todos los municipios para afrontar este oscuro futuro.
Estoy convencido de que los electores, aquellos que votan como un aporte ciudadano a los ideales de orden y democracia, estarán atentos a los nuevos grupos políticos que no tengan señalamientos. Y los nuevos estarán muy comedidos con ese segmento electoral, eufemísticamente llamado abstención, que definitivamente es la mayoría. Subestimar a los nuevos es equívoco, pues esta vertiente podría resumir la inconformidad y desesperanza de la población realmente agotada con tanto desacierto perpetuado por la tradición política durante los últimos cuarenta años. La visión clara y fresca muy probablemente será premiada en las urnas de estas elecciones atípicas, falta ver si ese favor alcanzará para acceder al Palacio Amarillo.
Es cierto, la política en nuestro entorno dejó de tener actitud hace muchos años. Tal vez Gilberto Alzate Avendaño, que resumía en su persona muchas de las anticaracterísticas de un político de pura sangre, en su cúspide tenía actitud, desde entonces en Caldas, el resto ha sido mecánica electoral.
¿Cuál de los candidatos tendrá el concepto, la idea y la forma de ponerla en práctica, que garantice salvar al Departamento del colapso total y lo maniobre seguro en medio de estas turbulencias? ¿Quién será la persona que con poco dinero, pero con recio convencimiento administrará el futuro amenazado de un millón de caldenses? ¿Sí habrá un candidato que le diga a Caldas la verdad de la situación azarosa que se inicia y convenza a la gente a hacer un aporte extra para poner a Caldas a salvo? ¿O será la emigración y el voto en blanco la alternativa? Me pregunto hasta dónde están dispuestos los electores a asumir esta responsabilidad cuando se acerquen de nuevo a votar para elegir un jefe del ejecutivo. ¿Quién va a sacar a Caldas a flote, los políticos o los electores?
Tomado de lapatria.com
Fecha de publicación: 
Miércoles, Julio 17, 2013

¿Yo Julian Fernando Gomez C. administrador de este blog me pregunto? 

¿Sera que eligiendo un candidato a las carreras vamos a salir del estancamiento económico, la corrupción y  la falta de planeación en el departamento de Caldas? 

¿Sera que en nuestro departamento no hay gente joven y capaz de Planear, Controlar, Dirigir, Organizar y Administrar de manera honrada los recursos y que ademas no pertenezca a los tradicionales gamonales, que han dirigido tan mal nuestro departamento?

Coméntanos que piensas?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran pesimismo se siente en la capital del departamento en relación a todo lo que esta sucediendo desde hace muchos años aqui, de por si ya es un muy mal precedente para el departamento el hecho de que sus dos anteriores Gobernadores no hayan terminado su periodo de gobierno y eso de que por alla en los años 70 Caldas se reputo como el Departamento Modelo de Colombia, quedo en el olvido, lo que se evidencia aqui es un cacigazgo politico en cabeza de el mismo hombre y de la misma familia desde hace mas de 30 año y que creo que todos sabemos a quien me refiero; especificamente a la pregunta si en caldas existen o no jovenes lideres capaces de corregir este rumbo azarozo, estoy convencido de que si, pero no la tendran facil ante estos grupos que utilizaran todos los medios que tengan a su alcance para evitar que se interrumpa el ciclo de la maquinaria politica montada desde años atras.

Anónimo dijo...

Anonimo:

Lastimosamente el circulo de politiqueros perpetuos que prevalece en la capital caldense hacen de la actualidad politica una figura pobre sin objetivos, sin dolientes. Pero le peor del caso es que la comunidad sigue votando por los mismo lagartos, y despues nos quejamos sobre el pesimo estado del departamento.

Anónimo dijo...

y entonces que propone Julian?

TRIBU ARTESANIAS DE MANZANARES